— ¿Cree  usted que ésta es una buena fotografía?

—Pues sí, tiene una buena composición, el tema es potente y transmite una idea que hace pensar al observador. Yo diría que sí, que es una buena fotografía.

—¡Maldita sea! No lo entiendo. ¡Si ni siquiera he mirado por el visor para hacerla!

No es la reacción habitual. Normalmente cuando alguien me pide una opinión sobre su foto esperan que les diga que considero que es de calidad, no que es un cliché, o que esté mal pensada; aunque esa idea encaja en el noventa por ciento de los casos de las imágenes que veo, incluyendo las mías.

—¿Está realmente seguro de que es buena?

—Sí, lamentablemente es lo que pienso. Las mías suelen ser bastante peores pero las mantengo en ese umbral de la duda razonable que le da un alto número de seguidores en Facebook.

—¿Podría enseñarme a hacer malas fotos?

—¿Malas fotos? ¿Por qué querría aprender algo así?

—Porque todo lo que hago es bueno, no lo soporto. Es un aburrimiento total. No hay retos, no hay manera de aprender o hacer algo diferente. Todo es bueno, haga lo que haga; que si sigo las normas perfectas de composición, que si rompo todas las normas y que eso le da fuerza y originalidad, que si son pura estética, que si son conceptuales… Y cada vez que intento hacerlo mal lo único que consigo es que la gente me alabe todavía más sin tener ni idea de por qué. Estoy totalmente desesperado. Por favor, ¡enséñeme a hacer malas fotografías! ¡Ya no sé qué hacer!

—¿Ha probado a intentar hacerlo bien? ¿A querer hacer una buena fotografía?

—¿Bien?… ¿Se pueden hacer bien a propósito?

Cidade-da-cultura-Fuco-Reyes

13 comments

  1. Bueno, yo soy un poco plano, creo que por eso no veo la línea que separa la crítica de la ironía… pero realmente no veo la razón por la que esta imagen tenga que ser necesariamente mala. Tampoco es para portada de ninguna revista, vamos.
    Sin embargo, tiene su contenido. No me gusta leer las explicaciones de las imágenes, porque me condicionan a entender lo que se explica y no me da la libertad de la interpretación, por lo que no voy a explicar qué transmite para mí. Solo decir que a mí sí me transmite un par de conceptos claros e interesantes. Lo de que si la imagen es mala o buena, bonita o fea… Esto es como la novia de un amigo: los gustos son de cada uno.
    Por lo que, al mostrar las imágenes que se muestran, que mostramos, no deberíamos hacerlo con la intención de que guste; de que rompa moldes o de escuchar los halagos que creemos merecer. Deberíamos hacerlo como un desafío de ver qué es lo que entiende la gente de su contenido, y qué diferencia hay entre lo que contamos y lo que interpretan.
    A mí, me gusta

    1. Ernesto, entre este texto y esta imagen no hay ninguna relación, solo es un juego.
      La calidad de una fotografía no tiene nada que ver con que guste o no. Una fotografía puede ser buena o no independientemente de que nos guste, de que nos agrade, de que muestre algo interesante… La calidad no tiene nada que ver con eso.
      Y siempre existe un abismo entre lo que contamos y lo que interpretan. Si esto no es así es, o bien porque la fotografía no funciona como debería o bien porque la hemos explicado con un texto.

      1. Fuco, como dije al principio: soy un poco plano… de esos que tardan un rato en entender los chistes…jeje
        Pero estoy de acuerdo en que no hay relación entre una imagen que nos guste y que sea de calidad. Solo que si (y es mi caso particular) una imagen me dice algo, me gusta por ello; y según qué contenido tenga y qué mensaje la puedo considerar como de calidad, aunque técnicamente o compositivamente no la tenga. Por lo que ¿qué es la calidad?… estética, técnica, compositiva, de post producción, de comunicación…?
        Todo se reduce a si me dice algo o no… y cómo me lo dice. Ese cómo es lo que hace que le dé la calidad. Insisto en que es mi visión personal sobre la mecánica del porqué me gusta algo…
        Muchas gracias por responderme y espero que lo que quise decir sea lo que entiendas…
        (chiste)… jejeje ;)

        1. Ernesto, lo más importante es tener una opinión, sea cual sea, y decirla porque eso es lo que nos lleva al intercambio, a aprender, a compartir algo que nos apasiona tanto. Os agradezco de veras que compartáis vuestra manera de entender la fotografía.

    1. Que buena frase. Ahora no nos queda otra que pensar qué significa ser honesto creando, y qué es lo que nos emociona (y que tipo de emoción es) Y hacerlo con calidad. :)

  2. De las fotos de otros, hay muchas ocasiones en las que ni siquiera sé si me gustan o no, supongo que eso quiere decir que no me conmueven. Otras veces, sé que me gustan… mucho… porque cuando me doy cuenta llevo un buen rato mirándola mientras mi cabeza, por su cuenta, se está montando una novela. En algunas simplemente me quedo como hipnotizado.

    En cuanto a mis fotos, en general me dejan indiferentes y no me identifico con ellas, después pasado un tiempo hay algunas a las que empiezo a ver de un modo diferente, y aunque no me convenzan, siento un pequeño vínculo. El resto, la mayoría, me resultan totalmente ajenas y las destruyo.

    Como ocurre con todas las cosas, a medida que voy aprendiendo un poco más, mi punto de vista cambia, y por tanto mis sensaciones.

    Sin embargo, es cierto que hay días en las que mi cabeza se reconcilia un poco con mi mirada y con lo que he dibujado, porque siento que se acerca más a lo que me impulsó a hacer ese disparo, aun cuando ni siquiera tuviese totalmente claro que es lo que quería en ese momento, de algún modo siento esa proximidad, eso me aporta cierta satisfacción y, en ese momento, no pido más. Son muy, muy poquitas, pero sí las hay.

    Sí, tengo un estupendo lío en la cabeza. Espero que eso signifique que hay algo dentro.

    Lo de valorar si una foto es buena o no… siento que me queda muy lejos todavía.

    Por cierto, yo sí quiero conocer todas las explicaciones que pueda acerca de una fotografía o de cualquier otro tipo de creación, siento que me pierdo mucho si no es así. Quiero saber que sentía el autor en ese momento. Lo que siento yo, independientemente de las explicaciones, lo voy a saber igual. De todas formas, reconozco que prefiero conocer primero la obra descontextualizada.

  3. Yo creo que fotografiar con honestidad no es más que intentar captar una escena que por algùn motivo; muchas veces inexplicable; ha captado nuestra atención; y hacerlo sin pretensiones; sin prejuicios; y sin perseguir otro fin que no sea el de encerrar para siempre ese momento en nuestra cámara. Creo que ùltimamente se pone demasiada cabeza y poco corazón en las fotos; tanto al hacerlas como al mirarlas… es mi opinión.

  4. Buena reflexión, buen tema y buen hilo de comentarios…. Hace años, salió este tema de conversación con el fallecido Camilo Otero y unos amigos compartiendo unas botellas de vino. Tras un rato largo de discusión, me dijo, “mira, hay arte bueno, bien ejecutado, chapuzas que tienen éxito, maravillas ignoradas, de todo, así que mira esto (mostrándome una escultura suya), ¿te gusta?¿te hace sentir?….pues eso es lo que a tí te importa”· La frase es textual, aproximadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *