_MG_2755-Editar
Somos ventanas

La cámara de fotos nos permite abrir un hueco en el tejido de nuestra manera de mirar la pantalla de este mundo del que ya hemos visto tantas reposiciones.

Al hacer una fotografía creamos un nuevo paisaje,  que puede ser un reflejo de lo que ya conocemos, un recorte de lo que vemos como una huella que dejamos en el tiempo, o como una prueba de que hemos venido de visita. Pero también puede ser una ventana que atraviesa nuestras convenciones, nuestros hábitos, nuestras creencias más arraigadas y nos transporta a una nueva visión, un nuevo espacio en el que podemos representar todo aquello que hemos reprimido, silenciado o soñado.

La cámara de fotos nos abre una ventana en el tejido de esta realidad que reconocemos cada día en la pantalla de nuestro teléfono móvil, en las historias que vemos en la televisión,  o al mirarnos en el espejo mientras nos cepillamos los dientes. Pero esta ventana pone una condición para poder ser abierta; es necesario saber de antemano qué queremos mirar, qué queremos descubrir, inventar, crear, imaginar. Esta ventana que abrimos nos pide que nosotros seamos parte de ese hueco en nuestra realidad y, al mismo tiempo, quienes la atravesamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *