blog_Fuco Reyes-1-2

Un hombre de edad indefinida y aspecto voluble, ha declarado haber perdido su alma tras hacerse un autorretrato con su teléfono móvil y haberlo  subirlo a las redes sociales  durante la celebración de la boda de su actual novia. En un primer momento, no se alertó demasiado ya que asoció los extraños síntomas que sufría con los efectos de una fuerte resaca; pero tras una semana de cierta desorientación existencial, ser ignorado por familiares y amigos, y tropezar continuamente con todas las puertas de su casa (incluidas las abiertas), fue consciente  de que algo terrible estaba sucediendo.

“Me falta el alma”.  Esa fue la conclusión a la que llegó tras una llamada nocturna al servicio de urgencia de videncia televisiva, y tras conectarse al feisbuk para comprobar como había quedado su foto;  así fue como supo que su popularidad había crecido en 3.000 “me gusta” en unas pocas horas gracias a unos comentarios jocosos sobre su autorretrato que supuestamente había escrito él mismo.  La sensación de que algo no iba bien se hizo más evidente cuando vió que sus amigos habían pasado de 7 a 500 en unas pocas horas tras haber subido su foto.  Alarmado y sopesando las  implicaciones que esto tendría para celebrar su próximo cumpleaños,  intentó cerrar su cuenta pero le resultó imposible debido a que su perfil había cobrado vida propia, y que él, en realidad, había dejado virtualmente de existir.

“Me he enviado una solicitud de amistad pero no me contesto”, ha declarado tras una breve huelga de conexión a la red durante la cual se comunicaba con sus interlocutores  a través de mensajes en pósit de color malva. En los últimos días ha intentado recuperar su alma a través de nuevos autorretratos, pero lo único que ha conseguido es etiquetarse  en fotografías de corte conceptual que nadie ha conseguido todavía entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *